Enrique IV

30.77€
32.00€ con IVA

Colección:
Serie Media
ISBN:
978-84-89569-82-9
Encuadernación:
Tapa dura con sobrecubierta
Páginas:
368
Ilustraciones:
b/n: 13
Dimensiones:
17 x 24 cm
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(Sin valoración)
Loading ... Loading ...

Enrique IV, nacido en Valladolid el día de Reyes de 1425 y muerto en Madrid el 12 de diciembre de 1474, comenzó su reinado el 23 de julio de 1454. Sobre su nacimiento, vida y muerte no se pusieron de acuerdo los cronistas de la época, a los que debemos los relatos y las invenciones sobre la capacidad sexual del monarca, que son, ante todo, armas políticas empleadas para justificar o negar validez a los derechos de Juana, su hija, o a los de Isabel -la Católica-, su hermanastra. Como tales hay que considerarlos si se quiere entender esta época de nuestra historia, protagonizada, para bien o para mal, por este monarca. Enrique IV, impotente o no, recibió de su esposa Blanca de Navarra el reino pirenaico; fue elegido príncipe por los catalanes que se oponían a Juan II de Aragón y depuesto por sus nobles en Ávila; se vio obligado a compartir en los últimos años el trono con sus hermanastros Alfonso e Isabel, y fracasó en su intento de dejar como heredera a su hija Juana, “la Beltraneja”, víctima de quienes la descalificaron para reinar, aduciendo que más tuvo que ver en su engendramiento el cortesano Beltrán de la Cueva que el monarca. A la muerte de Alfonso, en el pacto de los Toros de Guisando, se proclamó a Isabel como sucesora; un poco más tarde, Enrique declaró hija legítima y heredera a Juana, y mantuvo esta declaración incluso en el lecho de muerte, hasta el que llegaron los clérigos para exigirle que aceptara a Isabel como princesa heredera y sucesora del reino de Castilla.

Editorial Nerea, S. A. - Tel. (34) 943 432 227 - nerea@nerea.net