Historia de Álava

33.65€
35.00€ con IVA

Colección:
Serie Media
ISBN:
978-84-89569-95-9
Encuadernación:
Tapa dura con sobrecubierta
Páginas:
664
Ilustraciones:
b/n: 72
Dimensiones:
17 x 24 cm
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(Sin valoración)
Loading ... Loading ...

Desde comienzos del siglo VIII, las crónicas musulmanas y las de los primeros reyes asturianos usaron el topónimo “Álava”. Sin embargo, lo que hoy conocemos con ese nombre se conformó a través de un largo proceso histórico, trufado de momentos contradictorios, en un doble y convergente sentido: como un territorio definido y como un espacio político-institucional específico. Territorialmente, a partir de la “Álava nuclear”, hace aproximadamente mil años, se fue articulando una comarca que en su origen dejaba todavía fuera a Ayala, Valdegovía, la Rioja Alavesa o la Montaña. Aquella Álava de los condes se vio sometida a las presiones de sus más poderosos vecinos, los diferentes reinos cristianos (astures, pamploneses o castellanos) y musulmanes. A mediados del siglo XIII está documentada la existencia de la Cofradía de Arriaga, la primera institución alavesa, que en 1332 se autodisolvió para permitir así a sus señores una mejor relación del territorio con la pujante Corona castellana. Pero es en 1463, con la constitución de la Hermandad General de Álava, con su cuerpo de leyes (las Ordenanzas) y su organigrama de Juntas Generales y Diputación, cuando diversos autores han visto el nacimiento institucional del territorio. Al final del momento bajomedieval, Álava ya estaba conformada territorial e institucionalmente casi como en el presente. Pero hacía falta que transcurrieran los siglos de la Edad Moderna para que la Provincia, a veces pugnando con la Corona, precisara sus prerrogativas administrativas (básicamente de justicia, milicia y control y captación de recursos económicos) hasta definir lo que se ha identificado como un “modelo provincial” propio. La contemporaneidad puso a prueba esa “constitución provincial”, cuando los territorios vascos y navarro hubieron de buscar un acomodo, no siempre fácil, a las prerrogativas provinciales en el marco de unificación legal que suponía el constitucionalismo liberal español. Más cerca en el tiempo, el nuevo modelo de administración autonómica vasca obligó a la Provincia, una vez más, a encontrar su espacio, competencias y personalidad social, política e institucional. En todo ese largo transcurrir histórico, los pobladores, vecinos o ciudadanos del territorio desarrollaron su historia particular y colectiva. A todo eso llamamos “Historia de Álava”.

Editorial Nerea, S. A. - Tel. (34) 943 432 227 - nerea@nerea.net