El triunfo de la pintura

Reyes coleccionistas en la Europa del siglo XVII

62.50€
65.00€ con IVA

Traductor:
M.ª Luisa Balseiro
ISBN:
978-84-86763-98-5
Encuadernación:
Tapa dura con sobrecubierta
Páginas:
264
Ilustraciones:
color: 75 / b/n: 150
Dimensiones:
24,5 x 28,5 cm
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas
(1 votos . Media: 5 de 5)
Loading ... Loading ...

Basado en las prestigiosas Conferencias Mellon pronunciadas por el autor en la National Gallery de Washington durante la primavera de 1994, en este libro se narra la formación de las primeras grandes colecciones pictóricas en torno a las cortes europeas del siglo XVII, hecho decisivo que transformó la forma de ver la pintura y dio a ésta la primacía entre las artes visuales. Tras la ejecución de Carlos I de Inglaterra, los parlamentarios sacaron a subasta su colección artística -nada menos que 1570 obras, en la llamada “venta del siglo”-, lo que provocó el entusiasmo comprador de los personajes más ricos y poderosos de la Europa de la época. Partiendo de ese suceso, Jonathan Brown examina las grandes adquisiciones de Felipe IV de España, muchas de ellas conseguidas por sus agentes en esa ocasión. El monarca español compró entonces, casi siempre a precios ridículos, gran cantidad de obras maestras de Tiziano, Rafael, Correggio y otros artistas, obras que en su mayor parte se siguen conservando en el Museo del Prado. La extraordinaria actividad coleccionista de Felipe IV hizo que sus contemporáneos le consideraran “el más grande aficionado a la pintura entre los príncipes del mundo”. Brown pasa después a relatar las actividades de los coleccionistas flamencos, Rubens entre ellos, del archiduque Leopoldo Guillermo de Austria (cuyas adquisiciones forman hoy el núcleo del Kunsthistorisches Museum de Viena) y de los personajes más destacados de la Francia de la época, como Mazarino y Richelieu. Como escribe Brown en el prefacio, “en algunos aspectos la historia se desenvuelve como una novela realista del siglo XIX. Un agente de prensa hollywoodense diría que es una historia de pasión, belleza y codicia, desarrollada sobre un telón de fondo de política internacional e intrigas, con un reparto de cientos de personajes entre los que hay príncipes, pintores y conspiradores. Como en los relatos de Dickens, Pérez Galdós y Balzac, hay personajes que reaparecen una y otra vez en distintas épocas y contextos. Yo no me he resistido a las posibilidades novelescas de ese material, y he intentado poner un sabor de época en la narración con no pocas citas de los escritos de participantes y observadores.”

Editorial Nerea, S. A. - Tel. (34) 943 432 227 - nerea@nerea.net